¿Cómo funciona una tasación inmobiliaria?

tasación inmobiliaria

La tasación inmobiliaria es el método utilizado para conocer el valor de una casa o piso. Se basa en distintas características de la propiedad y, hasta ahora solía hacerse de forma presencial. Sin embargo, con las nuevas tecnologías, es posible hacer una valoración Online del mercado inmobiliario Español. Pero, en todo caso, incluso para esta valoración de la propiedad, debemos saber cómo funciona.

La tasación, clave para la venta de una propiedad

Cada persona es libre de pedir la cantidad económica que quiera en la venta de su propiedad. Pero, cuando se realiza una tasación profesional, tanto el comprador como el vendedor quedarán satisfechos con la operación. El primero, porque cree haber pagado un precio justo. Y el segundo, porque piensa que ha recibido una cantidad adecuada a lo que vale su propiedad. Por todo ello, siempre es interesante recurrir a empresas tasadoras profesionales. Además, como paso previo, puede pedírseles un presupuesto online gratuito para saber cuál ofrece un mejor servicio.

¿Qué se tiene en consideración al tasar un inmueble?

Muchos de los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de tasar un inmueble son los mismos que aparecen en los anuncios inmobiliarios. Así, el tasador debe considerar la ubicación y el entorno de la vivienda. Pero también el tipo de inmueble, es decir, si se trata de un piso o una casa unifamiliar. E igualmente debe observar la antigüedad de su construcción y el mantenimiento que ha recibido. También hay que fijarse en otros aspectos como si cuenta con piscina y jardín, con garaje o con balcones. Una vez valoradas todas estas características, el tasador pasará a analizar el interior de la propiedad. En este caso, deberá fijarse en los metros cuadrados de superficie que tiene y en la calidad de los materiales en zonas como baños, tuberías o conducciones eléctricas. Finalmente, el encargado de valorar la propiedad tendrá que observar otras características como la distribución de los espacios y su funcionalidad, la iluminación o las vistas.

Finalidad de la tasación inmobiliaria

La tasación puede hacerse por encargo del dueño de la vivienda como valoración de la propiedad antes de ponerla en venta. Quiere conocer qué valor real tiene para pedir un precio justo por ella. Sin embargo, la tasación también puede ser pedida por el comprador con el objetivo de saber cuánto debe ofrecer por ese inmueble. Asimismo, otra de las causas para tasar es la solicitud de un préstamo hipotecario. El banco al que se pide quiere saber cuál es el valor de esa propiedad para saber cuánto puede prestar para su adquisición. Finalmente, puede solicitarse una tasación inmobiliaria en determinados procesos judiciales como, por ejemplo, el embargo de propiedades o la partición de herencias. 

Agentes inmobiliarios, nuestros 5 consejos para digitalizar sus mandatos entrantes
¿Qué son los servicios bancarios básicos?